Qué significa soñar con un talabartero

Desde antaño, nos hemos asegurado la subsistencia usando los recursos naturales que tenemos a disposición, con el fin de beneficiarnos, sobrevivir y a la larga, buscar una mejor calidad de vida. La caza de animales es una de las prácticas más antiguas y que por ende más recursos nos ha proporcionado, pues además de la carne que nos alimenta, se aprovechan otras partes del mismo. Nos guste o no nos guste, seamos veganos o no, los animales han sido utilizados por la humanidad desde sus inicios. La vaca es uno de los animales que más provecho le hemos sacado. El cuero, por ejemplo, ha sido usado en infinidad de ocasiones para múltiples fines, desde ropa y accesorios hasta sillas para montar a Caballo. A este oficio se le conoce como Talabartería.  ¿Te has soñado con alguna talabartería o talabartero?, qué significa entonces, soñar con un talabartero. Descúbrelo aquí

En algunos países se conoce como Guarnicionería, nombre derivado de la época medieval, perteneciente a la guarnición donde se almacenaban todos los accesorios referentes al arte de la guerra: fundas de espada, correas, bolsos de equipaje, alabardas, aparejos, entre muchos otros. La talabartería ha sido un arte presente en todos los tiempos y si bien hoy por hoy existen grupos proteccionistas de animales, el cuero es algo que se sigue usando en gran medida. Pero no estamos aquí para iniciar debates sobre lo que sí es correcto y sobre lo que no. ¿Qué mensaje oculto trae consigo soñar con un talabartero? A continuación te lo voy a develar.

soñar con talabartero

¿Cómo se interpreta soñar con un talabartero?

La talabartería es un sitio donde se trabaja, por lo cual es un sueño ligado netamente a nuestra situación laboral y a los ingresos económicos que este nos da. Aunque muchas veces también es asociado a los proyectos personales e independientes, que si bien no se realizan con fines económicos (la mayoría de ellos) al final requieren de tiempo y energía por lo cual son considerados también como trabajo. Los proyectos personales pueden abarcar desde metas pequeñas y accesibles hasta educarse y adquirir habilidades en áreas ajenas al campo laboral y completamente desconocidas para nosotros. Si observamos una talabartería durante el sueño debemos detallar el estado de la misma, pues esta nos dice el estado actual de nuestros proyectos personales.

Si la Talabartería está limpia, ordenada y cuenta con variedad de herramientas ¡Bien Hecho! Significa que estamos organizados y que vamos por buen camino, aunque, en la mayoría de los casos, no recordaremos el estado de la talabartería así que recurriremos a la sensación del momento en que estuvimos allí. Evidentemente si nos sentimos a gusto es porque las cosas en nuestros trabajos van bien y posiblemente tengamos éxitos pequeños en el corto plazo.

En realidad, pocas veces recordaremos con tanta exactitud, por lo cual, casi siempre nuestra sensación será de neutralidad y no le daremos mucha importancia a si estaba ordenada o no, pues para darnos cuenta de ello, la talabartería debe estar sumamente en caos o extremadamente limpia. Así que este sueño, cuando sólo observamos la talabartería, es un mensaje a seguir trabajando por lo que queremos y mejorar en lo que podamos. Siempre hay aspectos donde somos poco eficientes y nos cuesta reconocerlo, quizás por pereza u orgullo, ¡no importa! Lo importante es tomar nota de este mensaje y actuar sobre ello.

Si la talabartería es un completo caos, se observa quemada, desorganizada o con pocos materiales, señala que somos muy derrochadores y no estamos cuidando de nuestros recursos. Estos recursos no necesariamente pueden ser materiales como el dinero o los equipos en nuestros trabajos, también hace referencia a recursos intangibles como una buena alianza, amistades, habilidades, o, el más valioso de todos, el tiempo.  

En caso de observar a un talabartero ejerciendo su oficio, hace mención a ciertos asuntos que no estamos afrontando y son otros los que de una u otra manera están lidiando con ellos. Necesitamos mirar las cosas como son y no como queremos que sean, estamos en una era de información donde tenemos soluciones a cualquier hora del día y donde lo único que necesitamos es querer hacer las cosas. Seamos como estos antiguos artesanos que dedicaron su vida a trabajar y perfeccionar su arte.

Si somos nosotros los talabarteros y estamos trabajando con todas las ganas habidas, significa que somos personas apasionadas con nuestros oficios y por ende, los éxitos están cercanos, sin embargo, si estamos trabajando con mucha fuerza y brío, pero las piezas se rompen, las herramientas fallan u ocurre algo imprevisto que detiene el proceso, señala que no estamos observando con raciocinio las variables implicadas en nuestros proyectos. Suele ocurrir que en ocasiones somos muy emocionales y nos llegan ciertas dosis de motivación e inspiración, ¡eso es excelente! Solo procura equilibrar esas emociones con algo de inteligencia y cabeza fría, porque todo en extremo es malo y podemos estar obviando situaciones que nos causarán problemas y contratiempos en el futuro. Analiza lo mejor que puedas tu situación actual.

soñar con un talabartero

Soy yo un talabartero

Siguiendo con este caso donde nosotros somos los talabarteros y nos vemos trabajando en equipo, sintiéndote a gusto con la compañía, es porque tendrás buenos aliados en el futuro. Si sientes que las personas a tu alrededor no te ayudan y tú tienes que hacer todo el trabajo, cuídate de las relaciones tóxicas y de personas que no aportan nada a tu vida. Si las personas a tu alrededor te reclaman cosas, buscan pelea o simplemente te atacan, significa que estás en el lugar equivocado y que difícilmente verás florecer tus proyectos allí. A veces es mejor una retirada a tiempo que una pérdida vertiginosa.

En resumen, este sueño es positivo y augura buenas épocas para tu vida, no obstante, debes tener en cuenta que estas épocas vienen como resultado de un trabajo arduo que debes hacer sobre ti mismo y en especial, sobre tus habilidades y destrezas en tu oficio. A veces procuramos aprender algo y repetir lo mismo por años, el mundo actual no es así, necesitamos aprender constantemente cosas nuevas que nos renueven y nos conviertan en personas versátiles, de bien y de mucho amor al servicio. ¿Cuánto nos hacen falta personas que piensen en el bien común? ¿Eres tú de los que buscan hacer las cosas por amor y sin esperar nada a cambio? Toma la iniciativa y conviértete en eso que esperas recibir de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *