Qué significa soñar con hambre

Seguro cenas bien, comes algún bocadillo, con alguna bebida caliente antes o cerca de la hora de dormir y aun así, te sueñas hambriento, con dolor en el estómago, escuchando los sonidos normales del proceso e incluso sintiendo un hambre voraz que devora tu propio cuerpo al no tener alimento en la barriga. Bueno, probablemente sea muy dramático y estés aquí porque simplemente tuviste un poquito de hambre en el sueño, de una u otra manera espero poder aclararte en este artículo, el significado oculto tras el sueño (o pesadilla) del hambre, hambruna o cualquier vacío  alimenticio que se puede presentar.

soñar con hambre

Interpretación de soñar con hambre

El hambre por sí misma es carencia, es falta de algo que queremos realizar pero que por algún motivo no hemos logrado alcanzar. En este caso se debe evaluar los anhelos personales y sincerarnos completamente con nosotros mismos sobre lo cercano o lejano que está la realización de nuestros objetivos. Estas metas pueden ser conscientes como inconscientes, ya que podríamos tener una vida plena, decente, con buen ingreso económico pero con un deseo ferviente por encontrar al amor de tu vida, por ejemplo ,en este caso hablaríamos de un anhelo emocional inalcanzado. Puede también ocurrir con algún objeto que se desea comprar pero que no nos alcanza el dinero ganado en la quincena, por lo cual, comprarlo de inmediato no será posible, en este caso nos mostraría la impaciencia que tenemos ante un hecho. Incluso, se ha dicho que tener este tipo de sueños se puede deber a algún tipo de insatisfacción sexual. En general, significa una necesidad no cumplida y un llamado a buscar soluciones o a replantear nuestros objetivos, pues también hay que decir, que muchas veces perseguimos trofeos innecesarios.

Se puede dar el caso de que el soñador esté altamente enamorado y pronto va a contraer matrimonio, pero al soñarse con hambre se dice que no durará mucho (no siempre es así). Caso contrario sería el de un soltero con poco contacto femenino, asocial, hermético, el mensaje es que le falta amor y cariño en su vida. También, es un signo de mal augurio por posibles carencias venideras en el área de la salud, por lo cual, si tenemos algún dolor o malestar sería lo correcto ir al médico lo antes posible.

Como se dijo en el primer párrafo, lo esencial es evaluarse uno mismo, porque al acostarse con enojos pasajeros, odio, envidia y demás sentimientos negativos e insaciables, también se puede soñar con hambre, incluso, si anteriormente estuviste en una situación económica difícil y la recuerdas con mucha fuerza, sintiendo miedo de volver a caer en ella, es posible que te sueñes con hambre pero en este caso tendría un significado distinto, pues se remite a un recordatorio del subconsciente para que no derroches y evites en lo posible regresar a esa etapa.

En casos extremos, podrías soñar con hambre y ver la comida enfrente de ti pero por algún motivo no puedes alcanzarla, te ves en una situación de imposibilidad donde no puedes saciar tu hambre teniendo el alimento bastante cerca, en esta ocasión significa que estás pasándote de avaro y que deberías soltar un poco  el auto control para poder disfrutar de la vida, de vez en cuando y sin exceso.

Este tipo de sueño se puede prestar a muchos otros escenarios, por ejemplo, no ser uno el que pase hambre sino estar en algún lugar donde se vea a un grupo de personas hambrientas, esto significa que la persona se va a enfrentar a una serie de tareas o situaciones que requerirán del esfuerzo del soñador, pues lo que se avecina no es nada fácil. Por otro lado, si el soñador da de comer a las personas hambrientas, es buen augurio pues significa que la persona está haciendo actos de humanidad y que debería seguir haciéndolas, pues su generosidad es bien recibida.

Si en medio del sueño se ve rodeado de caníbales hambrientos que tratan de comérselo vivo, significa que el soñador es una persona frágil, manipulable y que debe verificar su comportamiento, actitud y, sobretodo, en cómo los demás influyen sobre él. Por el contrario si en el sueño la persona se ve a sí misma hambrienta pero una persona aparece y le da de comer, es una buena señal, ya que recibirá ayuda de algún amigo, desconocido o incluso divinidad, que le acercará al cumplimiento de sus objetivos. Si pasa todo lo opuesto y la persona está comiendo por sí misma, es mérito propio de su trabajo, significa que está luchando por sí mismo, lo que también es una buena señal.

soñar con hambre

Cabe destacar un punto crucial en todo esto, y es que antes de considerar esta gama de escenarios y significados, se debe tener la seguridad de que estamos teniendo una buena alimentación, pues es común que si nos acostamos con hambre o simplemente empezamos una dieta nueva, el subconsciente nos recuerde, incluso en sueños, que debemos llenar el estómago. Por lo tanto, lo primero es cenar temprano, ligero, pero sin llegar a los extremos.

En Resumen, el hambre es una sensación negativa, porque nos trae acotación una realidad que quizás estemos obviando y que probablemente no queramos enfrentar. Representa miseria y angustia por algo que no hemos logrado concretar. Falta de cariño, emociones insatisfechas e incluso, hambre física por no comer bien. Si bien, su significado no siempre es malo y por eso es necesario analizar el contexto en el que se vive el sueño, lo importante es analizar nuestra situación actual y buscar el motivo principal del porqué tenemos este tipo de experiencias.

Lo recomendable es sacar una tarde, una mañana o simplemente un par de horas libres en el que puedas alejarte del ruido cotidiano, desconectarte de la tecnología, respires profundo y si puedes, anota en una lista, con toda la honestidad posible, tus sueños, tus metas y tus necesidades básicas. Una vez las reconozcas, puedes saber cuáles están o no satisfechas, obviamente debes ser además de sincero contigo mismo, realista. No puedes colocar cosas por las cuales no has luchado o que simplemente no puedes alcanzar de un día para otro, deben ser cosas puntuales del día a día que requieran de tu atención inmediata. Entender el problema es parte de la solución.

Espero de todo corazón que esta breve aclaración te haya sido de utilidad y que superes toda carencia que estés afrontando. ¡Namasté!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *